Un día sin leer es un día perdido


Antonia Scott sólo se permite pensar en el suicidio tres minutos al día.

Tiene un don, que podría ser su maldición.

Encuéntralo

en librerías

ANTONICA SCOTT tiene un don que es al mismo tiempo una maldición: una extraordinaria inteligencia. Gracias a ella ha salvado decenas de vidas, pero también lo ha perdido todo.

Hoy se aísla del mundo en su piso vacío de Lavapiés, del que no piensa volver a salir.

El inspector Jon Gutiérrez está acusado de corrupción, suspendido de empleo y sueldo. Es un buen policía metido en un asunto muy feo, y ya no tiene mucho que perder. Por eso acepta la propuesta de un misterioso desconocido: ir a buscar a Antonia y sacarla de su encierro, a cambio de limpiar su nombre. Un encargo extraño aunque aparentemente fácil. Pero Jon se dará cuenta en seguida de que con Antonia nada es fácil.

Copyright © 2019 Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U.